© Copyright by Erinnerungswerkstatt Norderstedt 2004 - 2017
https://www.ewnor.de / http://erinnerungswerkstatt-norderstedt.de
Ausdruck nur als Leseprobe zum persönlichen Gebrauch, weitergehende Nutzung oder Weitergabe in jeglicher Form nur mit schriftlichem Einverständnis der Urheber!
Diese Seite anzeigen im

Mi experiencia en el triángulo de las Bermudas

En el año 1980 navegué a bordo del buque escuela ARA Libertad en calidad de Corresponsal Naval, cubriendo el tramo entre Buenos Aires y el puerto alemán de Bremen.

Al atravesar el triángulo de las Bermudas circulaban a bordo las más descabelladas historias sobre los nefastos acontecimientos que habrían ocurrido en esta zona de mala fama. El capellán de a bordo me había prestado un libro sobre el tema y al leerlo antes de dormirme cada noche, me divertían las misteriosas desapariciones de escuadras enteras de aviones, el encuentro de yates cuyas tripulaciones evidentemente habían abandonado en pánico la embarcación, naves espaciales que emergían de entre las aguas y otros relatos tenebrosos.

Un día, el dentista de a bordo vino a visitarme a mi camarote y en esa oportunidad le llamó la atención que yo había dejado mi gorra tirada sobre la cama. Se puso muy nervioso y me pidió que inmediatamente quitara la gorra de allí, pues ello traería una gran desgracia. Acto seguido tocó con dos dedos la cubierta para descargar los malos influjos. Nunca pensé que reaccionara de tal manera, demostrando tan exagerada superstición. Al menos no algo que uno pudiera esperar de un oficial de la Armada!

No se me ocurrió nada mejor que ofrecerle el libro con los relatos sobre el triángulo de las Bermudas para ver cómo reaccionaría al respecto. Ya al día siguiente noté cierta preocupación en su accionar. Le perguntó al barman (que ya había navegado en la Fragata) si en sus viajes anteriores había notado algo raro en esa zona.

Rápidamente percibimos que habíamos encontrado a un candidato para divertirnos a su costa, con el tipo de bromas que se suelen realizar durante la navegación. Todos a bordo, excepto el comandante, participaron de la conspiración.

En la cámara de oficiales, de repente se apagaban las luces, desde el puente nos llegaban misteriosos mensajes sobre instrumentos de navegación que accionaban erráticamente. El oficial de guardia se había puesto el chaleco salvavidas, el guindola de popa afirmó haber observado luces verdes en el horizonte, el barman nos contaba que en viajes anteriores había visto surgir chorros de agua de la superficie del mar…

Mientras observábamos la angustiada expresión de nuestra víctima tratábamos de mostrarnos despreocupados y conversábamos sobre diversos temas ajenos a los supuestos acontecimientos. El candidato no quería dar su brazo a torcer y nos fomulaba de vez en cuando discretas preguntas, a las que siempre contestábamos distraídamente y restándole importancia. Le dábamos a entender que no tenía de qué preocuparse ya que nunca había ocurrido algo realmente serio en la región.

Nuestro candidato sospechaba de que estaba siendo víctima de una broma, pero la evidencia de tantos acontecimientos sospechosos le producían cierta inquietud que no podía disimular. Me imagino que esa noche no se acostó y la pasó en cubierta con el chaleco salvavidas puesto! En tanto la mar estaba más calma que nunca y uno no podía imaginarse una travesía por el afamado triángulo más placentera.

Entretanto nos regocijágamos con los temores de nuestro dentista sin dejar trascender, empero, el complot que habíamos urdido en su contra. Estimo que durante mucho tiempo le habrá quedado la duda sobre si lo ocurrido era cierto o no.

Solamente quien haya pasado semanas enteras a bordo de un buque de 92m de eslora y 14m de manga, tripulado por más de 300 personas, podrá comprender este tipo de bromas, que hacen mas llevadera la vida en este tipo de viajes.

Bermudadreieck:

Das Bermudadreieck, auch Teufelsdreieck genannt, ist die inoffizielle Bezeichnung eines Seegebietes, das sich im westlichen Atlantik nördlich der Karibik befindet und durch zahlreiche, zum Teil ungeklärte Vorfälle bekannt wurde, bei denen Schiffe, Flugzeuge oder ihre Besatzungen spurlos verschwunden sein sollen. Bis zum heutigen Tag soll es einige nicht endgültig geklärte Vorkommnisse geben, was verschiedene Autoren zu teilweise recht bizarren Erklärungsversuchen inspirierte, die Grundlage für eine Vielzahl literarischer Werke, Filme und Internetseiten wurden.

Quelle: Wikipedia, die freie Enzyklpädie